Citigroup y Morgan Stanley completaron su empresa conjunta, que crea la mayor corredora del mundo, con alrededor de 18.500 asesores financieros e ingresos anuales combinados de alrededor de 14.000 millones de dólares. El cierre de la operación, anunciado por primera vez en enero y proyectado originalmente para el tercer trimestre, crea una empresa conjunta con 1.000 oficinas en todo el mundo y 6,8 millones de clientes. El acuerdo también representa un cambio estratégico para ambas compañías, lo que lleva a Citigroup a un modelo de negocios más pequeño y concentrado, mientras Morgan Stanley crecerá más allá de sus raíces institucionales para transformarse en un importante actor del mercado de banca minorista.