Citigroup ha llegado a un acuerdo para vender una cartera de 1.7 mil millones de dólares de activos de capital privado a la europea AXA Private Equity.


Esta venta es parte de las estrategias para limpiar de Citi las consecuencias de la crisis financiera.

La cartera se compone de 207 intereses de las sociedades en comandita en fondos de adquisición, incluyendo participaciones en fondos de propiedad de KKR & Co., Blackstone Group LP, Carlyle Group, Providence Equity Partners y otros, así como participaciones directas en unas 20 empresas.

Los activos de riesgo son cerca de 600 mil millones de dólares, incluyendo préstamos con problemas y carteras de valores, que Citi tenía destinados a la venta en 2009, ya que se dispuso a concentrarse en actividades básicas tras su plan de rescate por gobierno americano.

El acuerdo se produce apenas un año después de que AXA Private Equity, que forma parte del gigante de seguros francesa AXA SA, adquiriera 1.9 billones de dólares en fondos de capital privado de Bank of America Corp., que también ha estado vendiendo activos para reducir el riesgo y centrarse en su negocio principal.