Wall Street comienza la semana en la que se celebrá el día de Acción de Gracias en números rojos. Los inversores siguen preocupados por el sector financiero después de que a Citigroup le hayan vuelto a rebajar el precio objetivo y de que en Europa Swiss haya anunciado pérdidas por la crisis subrime. Además, el precio del crudo ha vuelto a subir hasta los 94,47 dólares el barril en el caso del el West Texas. Jornada en la que los inversores, a falta de referencias macroeconómicas relevantes, estarán pendientes de los resultados empresariales de compañías como Hewllett Packard y Medtronic. Con todo ello en los primeros minutos de negocio el Dow Jones de Industriales cotiza con un descuento del 0,58% hasta los 13.100 puntos, el tecnológico Nasdaq se deja un 0,73% hasta los 2.618 puntos mientras que el S&P 500 retrocede un 0,65% hasta los 1.449 puntos.
Jornada de escasa referencias empresariales en la que los inversores conocerán el Índice del Mercado Inmobiliario (MAHB). Además estarán pendientes del precio del crudo que hoy ha vuelto a subir, después de que la cumbre de la Organización de Países Exportadores (OPEP) de Riad frustrara a los inversores que apostaban por un alza de la producción y de que el presidente iraní usara el crudo como arma en caso de una acción militar estadounidense. La protagonista indiscutible de la jornada es Citigroup después de que Goldman Sachs haya recortado su recomendación sobre los títulos de la compañía hasta vender desde neutral debido al aumento de los impagos de hipotecas, lo que repercutirá en menores beneficios. Además, han recortado los precios objetivos de Merrill Lynch, Morgan Stanley, Lehman Brothers Holdings, Bear Stearns, JPMorgan Chase y E Trade Financial. La compañía cede un 2,94% en la apertura hasta los 33 dólares. Mientras, las acciones de la firma hipotecaria Fannie Mae caen un 6,49% hasta los 38,05 dólares por título, después de que la revista Fortune asegurara que está camuflando datos sobre en qué medida se ha visto afectada por la crisis hipotecaria. Applied Materials (-0,43%) también comienza la sesión con pérdidas. La compañía ha anunciado que pagará 330 millones de dólares para comprar Baccini. Este acuerdo le permitirá expandir su presencia en el campo de la fabricación de campos de energía solar. Por el lado positivo se sitúa Xerox. La compañía se revaloriza un 2,02% después de anunciar que pagará un dividendo de 4,25 centavos de dólar por acción. Además, ha confirmado su previsión de beneficios para el conjunto de 2007. El fabricante de equipos informáticos espera ganar entre 1,18 y 1,20 dólares por acción en el presente ejercicio. Gráfico Dow Jones