El banco estadounidense Citigroup recortará de manera drástica el valor de sus vehículos de inversión estructurada (SIVs) en 15.000 millones de dólares (10.223 millones de euros), según adelantó hoy el diario británico Financial Times, que cita fuentes cercanas al banco.
Citigroup, que durante mucho tiempo lideró la inversión en este sector, contaba con más de 80.000 millones de dólares (54.535 millones de euros) en sus siete vehículos de inversión a finales de septiembre, pero han sido recortados hasta cerca de 66.000 millones de dólares, según fuentes familiarizadas con este tipo de inversiones. Precisamente ayer, el banco francés Société Générale anunció el rescate de su SIV, por lo que consolidará el 100% de sus activos, 4.300 millones de dólares (2.929 millones de euros), en las cuentas de la entidad. Según estas noticias, el plan de promovido por Citi, Bank of America y JP Morgan, denominado "super-SIV" y destinado a reforzar la seguridad de estos valores con el apoyo del Departamento del Tesoro estadounidense, parece perder ímpetu, según explica el rotativo. La firma BlackRock había sido escogida de manera formal para gestionar el "super SIV", pero según parece hubo quejas sobre los honorarios exigidos por la entidad para vender estos activos, que fueron considerados demasiado elevados. Por otro lado, un gran número de bancos están recurriendo a otras alternativas para reestructurar o financiar sus vehículos. Los SIVs, que venden deuda barata a corto plazo a los inversores, se han situado en el centro de la crisis de escasez de liquidez y turbulencias financieras de los meses recientes debido a que los inversores han desechado todos aquellos activos que tuvieran cualquier tipo de exposición a las hipotecas subprime estadounidenses. Esto implica que estos vehículos de inversión han encontrado múltiples dificultades para aumentar su financiación a corto plazo al mismo tiempo que sus activos, muchos de los cuales son complejos productos de deuda, se han devaluado. Los problemas de la industria de los SIV están causando muchos quebraderos de cabeza a los mercados de fondos estadounidenses, donde existen muchos inversores involucrados en este tipo de valores