Citigroup  registró una modesta ganancia en el tercer trimestre gracias, en parte, a un beneficio de 851 millones de dólares asociado al intercambio de valores que dejó al Gobierno estadounidense con una participación de un tercio de la firma financiera.

El resultado neto no fue tan malo como algunos analistas temían, pero el banco experimentó un incremento en las pérdidas por créditos.

La acción de la firma caía un 3,8% a 4,81 dólares en las negociaciones previas a la apertura de Wall Street. En los últimos tres meses, el valor de la acción ha subido cerca de un 66%.