Tobias Levkovich, analista de Citigroup, elevó la meta para fin de año del índice S&P 500 de 1000 a 1100 puntos, debido a "la aparente disposición de los inversionistas a perseguir acciones", a pesar de las advertencias para el corto plazo.