El consorcio automovilístico estadounidense Chrysler registró unas ventas de 88.900 unidades durante el pasado mes de julio en el mercado estadounidense, lo que representa una reducción del 9% en comparación con los datos del mismo mes de 2008, informó hoy la compañía en un comunicado. Chrysler señaló que la caída experimentada durante el pasado mes de julio se vio amortiguada durante la última semana del mes gracias a la puesta en marcha del programa de incentivo directo a la compra de automóviles (CARS) a cambio de entregar un automóvil antiguo para ser achatarrado.