El Banco Central de China ha decicido subir el precio del dinero en 25 puntos básicos, por segunda vez en dos meses.  Una medida que se toma después de conocer el dato de precios del consumidor -subieron a máximos de 28 meses- y para controlar una inflación que se prevé alta en 2011.

China ha subido los tipos de interés en 25 puntos básicos, segunda vez en dos meses, después de que los precios del consumidor subieran a su nivel más alto en 28 meses y las previsiones del gobierno apuntaran a una inflación "relativamente alta" en la primera mitad de 2011.