China está estudiando ampliar sus vías de inversión y entre sus nuevos objetivos podrían incluirse los bonos del Fondo Monetario Internacional (FMI), según declaró hoy la vicegobernadora del banco central chino. De acuerdo con Hu Xiaolian, China está analizando en estos momentos los Nuevos Acuerdos de Préstamo (NAB), por los cuales 25 países aceptan realizar préstamos al FMI. En la actualidad, el país asiático no forma parte de este marco, y el proceso de ampliación del plan llevaría unos tres meses. Sin embargo, y según Hu, su país seguirá adquiriendo bonos estadounidenses. "La inversión en el tesoro estadounidense, como parte importante de nuestra gestión de la reserva extranjera, continuará", afirmó la responsable, que agregó, no obstante, que China va a estar siguiendo de cerca los cambios en el valor de sus fondos. "Naturalmente nos preocupamos por la seguridad y el rendimiento".