China Investment Corp., una compañía creada por el gobierno chino a finales de septiembre para gestionar parte de sus reservas de divisas -estimadas en 1,4 billones de dólares- prevé invertir algunos de sus activos en acciones japonesas. Con este objetivo, China Investment Corp. empezó a reclutar estrategas especializados en acciones japonesas y otros vehículos de inversión a través de una página web lanzada recientemente. La inversión de CIC ayudará a los mercados bursátiles japoneses pero incrementará también el riesgo de compras hostiles e intervenciones en la gestión de las compañías japonesas.