China incrementará la flexibilidad de la tasa de cambio del yuan y utilizará operaciones en el mercado abierto y el ratio de requisitos de reservas para contener el crecimiento de la oferta monetaria nacional, según el viceministro de Finanzas, Li Yong. En declaraciones durante la reunión anual del Banco Asiático de Desarrollo, Li agregó que China seguirá mejorando sus reformas en cuestión de divisas para ayudar a equilibrar los pagos al exterior. A su juicio, la inflación en China y la volatilidad de los capitales mundiales son los principales quebraderos de cabeza para los encargados de elaborar la política monetaria en China.