El Banco Popular de China ha decidido por segunda vez en diez días elevar en 0,5% el ratio de reservas exigido a las entidades bancarias del país con el objetivo de frenar la expansión del crédito y evitar el alza incontrolada de la inflación.

En un comunicado, el Banco Popular de China explica que esta medida tiene como objetivo "fortalecer la gestión de la liquidez", así como fomentar un control apropiado del dinero y el crédito. De esta manera, el ratio de reservas para los grandes bancos se sitúa en el 18,5%, una cifra récord.

Hace 10 días la institución anunciaba otra subida de 50 puntos básicos del ratio de reservas exigido a las entidades bancarias del país. Además, es la tercera que realiza desde el BPC en el mes de septiembre y la quinta en el conjunto de 2010.