La Chicago Board Options Exchange presentó el jueves documentos ante la Comisión de Bolsa y Valores, o SEC, para adoptar una estructura bajo la cual es propiedad de los accionistas y para seguir adelante con una salida a bolsa de US$300 millones. La presentación de los formularios S-4 y S-1, vinculados a la desmutualización de la operadora de bolsa y la colocación de acciones en manos de accionistas, respectivamente, colocan a la CBOE un paso más cerca de su meta de sacar al mercado acciones de CBOE Holdings Inc.