La petrolera española Cepsa ha anunciado que recurrirá ante el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas la sanción de 83,8 millones que le ha impuesto la Comisión Europea (CE) por pactar los precios en el mercado del asfalto al considerar que es inocente. La compañía indica en un comunicado que Cepsa "no es responsable de las infracciones imputadas y considera que la sanción es injustificada y desproporcionada".