Cellnex Telecom y Bouygues Telecom han alcanzado un acuerdo que reforzará y ampliará la colaboración que iniciaron en 2016 y 2017, tras los acuerdos entre ambas compañías que preveían la adquisición y despliegue, por parte de Cellnex, de más de 5.000 emplazamientos hasta 2022.

El nuevo acuerdo anunciado este lunes, que está previsto desplegar a lo largo de los próximos cinco años, prevé la nueva construcción de hasta 88 centros estratégicos de telecomunicaciones -también denominados 'central offices' y 'metropolitan offices'-, que podrán albergar capacidad de proceso de datos. La inversión total prevista alcanza los 250 millones de euros. 

 

Cellnex construirá 88 centros para la 'teleco' francesa Bouygues

 

Una vez completado el despliegue de los 88 centros el ebitda adicional estimado alcanzaría los 19 millones para Cellnex.

La capacidad distribuida de proceso de datos constituye uno de los elementos críticos para alcanzar los niveles de prestaciones en términos de volumen de datos y latencia –o tiempos de respuesta de las aplicaciones-, asociados al 5G.

La francesa Bouygues Telecom será el principal cliente de estos nuevos centros, para lo cual han firmado un acuerdo de prestación de servicios en línea con los contratos ya en vigor entre ambas compañías.

El consejero delegadode Cellnex Telecom, Tobias Martinez, ha destacado el sentido estratégico "de una operación en la que Cellnex y Bouygues siguen profundizando en un modelo industrial a largo plazo. El acuerdo que hoy hemos alcanzado no sólo refuerza nuestra posición en el mercado francés, sino que, gracias a la colaboración con un cliente ‘premium’ como Bouygues, nos va a permitir desarrollar elementos clave y decisivos del ecosistema del 5G y del servicio que ofrecemos a nuestros clientes, como la capacidad de proceso de datos distribuida en la red, sin la cual el potencial del 5G no sería una realidad".

La compañía catalana es el principal operador europeo de infraestructuras de telecomunicaciones inalámbricas, con una cartera total de 28.000 emplazamientos incluyendo previsiones de despliegue hasta 2022. Cellnex desarrolla sus actividades en España, Italia, Holanda, Francia, Suiza y Reino Unido.

Cellnex registró una pérdida de 26 millones de euros en los nueve primeros meses del año, frente a las ganancias de 29 millones de un año antes, afectada por los costes del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) aplicado en sus filiales españolas Tradia y Retevisión, según informó la compañía de antenas de telefonía móvil.

La operadora de telecomunicaciones cerró los primeros nueve meses de 2018 con unos ingresos de 665 millones de euros (+15%) y un ebitda de 439 millones de euros (+19%).