En lo que va de año, Cellnex se revaloriza más de un 3%, mientras que el Ibex 35 retrocede casi en la misma proporción. Las subidas de la firma de antenas se producen gracias al impulso de la guerra de opas entre ACS y Alantia por su principal accionista, Abertis. Sin embargo, una vez resulta esa batalla, con la alianza de la española y la italiana, las dudas se ciernen sobre el futuro de la propia compañía. Algo que despierta ciertas reticencias entre algunos analistas.

La firma en la que Abertis segregó su negocio de antenas de telefonía móvil y sacó a Bolsa en 2015 sube un 3,44% en lo que va  de año. Las  ganancias se han producido al mismo tiempo que ACSy Atlantia batallaban, con suculentas ofertas, por hacerse con la concesionaria española.

Sin embargo, el pasado miércoles la concesionaria italiana y la constructora española, a través de su filial alemana Hochtief anunciaron un acuerdo para poner fin a la guerra de opas y hacer una compra conjunta. El pacto ahorra a ambas mayores pujas por la empresa de gestión de autopistas y fija un precio de 18.200 millones.

En juego entra ahora el reparto y la venta de activos, entre los que destaca Hispasat y entre los que también se incluye Cellnex.

Desde que ACs y Atlantia presentaron sus ofertas conjuntas, la italiana cuenta con un periodo de diez días para decidir si lanza una oferta de compra por todo o parte de la participación del 34% que Abertis tiene como primer accionista de Cellnex. Se trata de una opción de compra con que la compañía dirigida por Giovani Castellucci cuenta en virtud del acuerdo alcanzado con ACS para tomar conjuntamente Abertis.

 

 

De esta forma, Cellnex no formaría parte de Abertis y no sería controlado por la empresa conjunta que Atlantia, ACS y su filial alemana Hochtief conformarán para hacerse con el control del grupo de autopistas.

Así, el futuro de la firma de infraestructuras de telecomunicaciones está en el aire, al menos durante unos días más.

Ante las implicaciones indirectas de la opa de ACS y Atlantia sobre Abertis los analistas de Bankinter han reducido su recomendación de Cellnex hasta vender desde neutral y fijan su precio objetivo en 22,50 euros, desde los 18,50 euros anteriores.

Estos expertos consideran “altamente probable” que, como parte de los acuerdos de la operación Atlantia termine comprando el 29,9% de Cellnex para eludir la obligación de lanzar una opa sobrevenida (hay que hacerlo si se supera el 30%) a un precio ya acordado en el rango de entre 21,2 y 21,5 euros.

“Creemos que esa operación marcará lo que podríamos considera un “precio de referencia” para el mercado en el corto y medio plazo, el cual será inferior al de la cotización actual (21,2/21,5 euros vs. 22,47 euros)”, explican.

Así, existen dos posibilidades. Por un lado, que Atlantia aumente su participación, para lo cual tendría que lanzar una opa, por lo que este desenlace parece improbable. “En todo caso, si esa fuera su intención, no tendría interés en que Cellnex siguiera revalorizándose “encarecería su futura opa)” explican. Por el otro, que Atlantia estabilice su participación sine die en el 29,9%, que parece el desenlace más probable, lo que “llevaría a que Cellnex cotizara en el futuro en función de su valoración estimada”.

 

 

Con todo, consideran que “probablemente la alternativa práctica más favorable para los actuales accionistas de Cellnex sea vender ahora que pueden por encima del precio al que muy probablemente Atlantia comprará el paquete sabiendo que la valoración no justificaría un desenlace mejor”.

En una entrevista con Ei, Sara Carbonell, responsable de ventas institucionales de CMC Markest, explicaba que Cellnex “es una compañía con una gestión impecable, pero también tiene un PER alto en comparación con su sector. Pero es una compañía que tiene mucho potencial”.

El consenso de analistas de Reuters da a Cellnex un precio objetivo de 22,80 euros, lo que deja un potencial de subida del 1,88%.

 

 

De las 23 casas que siguen a la compañía, el 69% recomienda comprar; el 22%, mantener, y el 9%, vender.

Con una nota de 9,5 sobre 10,  según los indicadores técnicos, Cellnex es la segunda mejor compañía del selectivo, solo por detrás de Merlin Porperties, con una nota de 10. Tanto a medio como a largo plazo la tendencia es alcista. El único punto negativo es que en el medio plazo la volatilidad es creciente, señal de la incertidumbre sobre el futuro de la compañía.

 

 

Sus indicadores técnicos dan al Ibex una nota de 3, al encontrase en fase de rebote, con una tendencia bajista tanto a medio como a largo plazo y una volatilidad decreciente en ambos periodos.