Primera valoración por parte la Comisión Europea de la compra por parte del BCE de bonos españoles e italianos que, sin entrar en valoraciones previsas, asegura que dispersa las dudas que existían sobre estas dos economías periféricas.

La Comisión Europea no ha querido valorar si la compra de bonos españoles e italianos será suficiente para estabilizar la zona euro hasta que se pongan en marcha los cambios del fondo de rescate europeo acordado por los líderes el pasado 21 de julio, pero ha recalcado que descarta que vaya a ser necesario lanzar un plan de ayuda para las economías de España o Italia porque estos dos países están emprendiendo las medidas de ajuste necesarias.

"No creemos que sea necesario un apoyo financiero para Italia o España como ya dijo Rehn. Creemos que las cosas están claras para estos dos Estados miembros, han anunciado medidas más profundas para la consolidación fiscal y creemos que estas medidas serán suficientes para garantizar una estabilidad financiera", ha afirmado en una rueda de prensa en Bruselas un portavoz comunitario, Olivier Bailly.

El portavoz de la Comisión Europea no ha querido comentar la reacción de las bolsas este lunes ni la rebaja de la prima de riesgo de los bonos españoles e italianos, pero ha valorado el mensaje "muy claro de confianza" que tanto el Banco Central Europeo (BCE) como los países del G7 y del G20 han enviado este fin de semana a los mercados.