Los altos precios del petróleo no tienen solución a corto plazo, admitió hoy la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino. En declaraciones a la prensa, Perino afirmó que "somos muy conscientes del alto precio de la gasolina y del impacto que está teniendo entre la gente en todo el país, y en las empresas en particular".
Por eso, agregó, "tenemos que seguir aumentando la producción y la exploración en nuestro territorio, de manera respetuosa con el medio ambiente". "Aumentar la oferta ante la demanda muy fuerte, una demanda alta y cada vez mayor, y que está creciendo en todo el mundo, es algo que tenemos que estudiar", especificó la portavoz, en momentos en los que el barril de petróleo roza los 120 dólares. Camioneros estadounidenses tienen previsto una manifestación hoy frente al Capitolio con sus vehículos para protestar por los altos precios del combustible. En Estados Unidos, la gasolina ha alcanzado una media de 94 centavos de dólar el litro. Según Perino, el precio de los combustibles "es demasiado alto, pero creo que sería desafortunado y una falsedad el hacer creer a los consumidores estadounidenses que hay una solución a corto plazo. No va a haberla".