El grupo de distribución francés, Carrefour, prevé a sacar a bolsa su filial inmobiliaria para financiar parte de las recompras de acciones que el grupo pretende realizar entre 2008-2010. Carrefour ha registrado un beneficio neto de 729 millones de euros durante el primer semestre, lo que supone un incremento del 3,3% respecto a igual periodo de hace un año. Estas cifras se sitúan en la parte baja de las previsiones de los analistas. La compañía se ha visto penalizada por una caída en los precios del mercado francés.
A pesar de que Carrefour no ha logrado sorprender al mercado con sus cuentas, el grupo de distribución galo confía en alcanzar sus previsiones para el conjunto del año, con una estimación de crecimiento de las ventas del 6,4% a tipo de cambio constante. Además, el grupo prevé un crecimiento más rápido y recompras de acciones en 2008-10 y señaló que sacará a bolsa su filial inmobiliaria para financiar parte de las recompras.