El presidente del Consejo Territorial de Caja Mediterráneo (CAM), Armando Sala, ha afirmado hoy a Efe que el importe total de las cuotas participativas que prevé emitir esta entidad rondará los 500 millones de euros. La emisión de cuotas participativas supone para Caja Mediterráneo ser la primera caja de ahorros de Europa en acometer esta operación, un "reto extraordinario", según ha manifestado Sala. El consejo de administración de CAM decidirá mañana si autoriza de forma definitiva la emisión de cuotas participativas, con un limite máximo del 20% del valor de la entidad.
En este sentido, Sala ha subrayado "el optimismo" existente en la Dirección General de la entidad respecto a esta operación, que debe ser ratificada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Preguntado si la caja considera que en la actual situación de desaceleración económica es buen momento para la emisión de cuotas participativas, Sala ha señalado que esa circunstancia "lo hace aún un mayor reto", al tiempo que ha reiterado la confianza de la CAM en esta operación. "Cuando las cosas se estudian bien, se analizan y se hacen de forma correcta, el resultado es óptimo", ha añadido. El consejo de administración de la caja alicantina, además de establecer el importe global exacto de las cuotas, deberá fijar las peculiaridades de las mismas y su posible fecha de emisión. La operación se realizará en una única emisión, con obligación explícita de amortización en caso de que se produjese en el futuro una modificación de la normativa vigente que propusiera conferir derechos políticos a las cuotas emitidas. Las cuotas participativas de las cajas de ahorros son valores negociables que representan aportaciones dinerarias de duración indefinida que pueden ser aplicadas en igual proporción y a los mismos destinos que los fondos fundacionales y las reservas de la entidad, según recoge el Real Decreto regulador. Para su emisión, la CAM deberá informar mañana de la estimación de su valor económico, para lo que deberá tener en cuenta "el fondo de comercio, las plusvalías latentes y la capacidad de generación de beneficios en el futuro". Asimismo, tendrá que decidir si la emisión se realiza con prima y, en su caso, estimar el importe de la prima de emisión de las cuotas, partiendo del valor económico de la caja, excluyendo de éste los activos de la obra benéfico-social. Otro requisito exigido por ley es que, al tratarse de la primera emisión, la CAM ha tenido que encargar un informe externo para contrastar sus estimaciones sobre el valor económico de la caja y sobre el importe de la prima de emisión.