Cajasur emprenderá un plan para reforzar su solvencia y su liquidez con el fin de dar respuesta a los riesgos derivados de la crisis financiera internacional y del sector inmobiliario, que han elevado la morosidad de la entidad hasta el 7,91% en el primer trimestre de 2009. Así figura en el folleto informativo remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) por la caja de ahorros, que registró un descenso de su resultado atribuido en los tres primeros meses del ejercicio en curso del 90%, hasta los 1,77 millones de euros.