Caja Vital cerró 2010 con un beneficio de 38,6 millones de euros, lo que supone un recorte del 43%.
El beneficio de Caja Vital se vio reducida hasta en un 43% lo que deja el dato final en los 38,6 millones de euros. La entidad ha señalado que la morosidad ha sido un punto bastante controlado al haberse quedado en el 3,88%, 0,88 puntos menos que el ejercicio anterior y por debajo de la media del sector situada en los 5,89%.