Caja Rural de Toledo ha obtenido en el primer trimestre de 2009 un resultado antes de impuestos de 7,1 millones de euros, en línea con la evolución de resultados a nivel nacional en el sector, ha informado hoy la entidad en un comunicado. La entidad financiera ha aumentado un 6,6 por ciento su margen bruto, que recoge el importe generado por el negocio financiero, con respecto alcanzando los 25,90 millones de euros a 31 de marzo de 2009. Estos resultados son "fruto de la política de seguridad, solvencia, solidez, transparencia y servicio de máxima calidad que la entidad sigue prestando a sus clientes", según explica en el comunicado el director general de la Caja, Rafael Martín Molero. El importe de la inversión dudosa en relación con la totalidad de la inversión crediticia, lo que se entiende comúnmente como ratio de dudosos, se ha situado en el 1,90%, frente al 1,56% de diciembre de 2008, señala el comunicado de la entidad.