Además, la caja prevé colocar en bolsa el 30% de una corporación con las empresas que gestiona o tiene una participación mayoritaria, entre ellas el banco Altae, Inversis, Caja Madrid Bolsa, Gesmadrid, Caja Madrid Pensiones, y otras participaciones como la que controla en la aseguradora Mapfre SA (el paquete en Iberia y en NH Hoteles estaría excluido en principio). También incorporaría las participaciones en todas las sociedades del grupo Mapfre, como Mapfre América (10%), Mapfre América Vida (12,4%), Mapfre Internacional (12,5%) y Mapfre Caja Madrid Vida, además de su participación en el Banco de Servicios Financieros Caja Madrid-Mapfre.A ello hay que añadir las participaciones en el exterior: en la financiera mexicana Hipotecaria Su Casita y en el recién adquirido City National Bank of Florida, que se pagará en parte con las plusvalías de Endesa.El City National Bank of Florida, uno de los diez primeros bancos de ese estado de EEUU, obtuvo el año pasado un beneficio neto de 68,4 millones de dólares, un 2% más que en el ejercicio anterior.El propietario del banco,
que cuenta con 19 oficinas en la zona, realiza multitud de actividades filantrópicas, lo que podría haber favorecido que vendiera la entidad a la caja española, que también destina parte de sus beneficios a obra social.Según las fuentes consultadas, la idea de Caja Madrid es
crecer en Estados Unidos sobre la base de comprar bancos de reducidas dimensiones en el sur del país.Caja Madrid prevé expandir de forma considerable su negocio en el exterior, de manera que en 2013 más de la mitad de la actividad de las empresas incluidas en el hólding esté fuera de España.A la entidad también le gustaría que su corporación alcanzara en 2010 un valor próximo a los 3.000 millones de euros, con el objetivo de poder entrar en el Ibex-35.Caja Madrid
sigue de esta forma los pasos de su principal competidora, La Caixa, que creó su propio hólding de participadas bajo el nombre de Criteria y sacó a Bolsa el 20% de su capital el pasado 10 de octubre.No obstante, la corporación de la entidad financiera será un hólding compuesto mayoritariamente por empresas que hasta ahora no cotizan en bolsa, lo que a juicio de la caja da un valor añadido respecto a La Caixa.