La tasa de paro española "experimentará importantes aumentos" en 2008, cuando alcanzará el 8,3%, según el último informe sobre Mercado Laboral y la Inflación elaborado por Caja España. Los analistas de la entidad financiera prevén que en lo que resta de 2007 y en 2008 se producirá una desaceleración de la ocupación "en todos los sectores, aunque especialmente en la construcción". Según los cálculos de Caja España, "todos los indicadores del sector constructor", entre los que cita el consumo de cemento, las licitaciones oficiales y el número de viviendas iniciadas, "apuntan a una importante pérdida de ritmo de su actividad". En concreto, el informe calcula que el empleo en la construcción crecerá el 3,4% en 2008, frente al 6,8% que esperan al cierre del actual 2007.