Caixanova ha presentado hoy en A Coruña los resultados del primer semestre del año, en el que la caja ha logrado un beneficio de 88 millones de euros (96,3 antes de impuestos) y mantiene su nivel de provisiones por encima de 300 millones de euros. La caja gallega ha crecido en estos seis primeros meses de 2008 un 8,5% con respecto al año anterior, lo que sitúa su volumen de negocio en los 41.335 millones de euros, según ha informado hoy la entidad en un comunicado.