Arrancábamos 2013 afirmando que la entidad había cambiado de tendencia hasta tal punto que se encontraba entre los tres valores más alcistas del selectivo. Pues bien, el desplome del 3,77% firmado al cierre del miércoles hizo temer por todos los niveles posibles. 
 
Si observan el gráfico observarán cómo claramente el 2011 supuso un antes y un después en la tendencia del valor. Caixabank iniciaba desde entonces una tendencia a la baja difícil de contener, pero ¿hasta ahora?

El descalabro vivido ayer al cierre levantó todas las alarmas  y ha forzado que sea el valor más alcista del selectivo con una subida aproximada del 0,7%, un liderazgo que se juega por momentos con IAG, hasta los 2,57 euros por acción. En el último mes se ha dejado más del 14% de su valor en bolsa. 

GRÁFICO HISTÓRICO CAIXABANK (FUENTE: INFOBOLSA)
David Galán, director de Análisis de Bolsa General, considera que la resistencia se encuentra "en los 3,16/3,10 euros por acción y ha chocado con ella hasta en tres ocasiones y desde ahí ha caído con fuerza".(Ver: Trading en Caixabank)

La cuestión es determinar sin pierde o no el soporte dado que el desplome podría ser considerable. Tiene, dice el analista, "un objetivo por cumplir activado en los 3,28 euros por título, pero se anularía en caso de perder los 2,45 euros". Eso sí, se incluye "en la selección de valores fuertes mientras no pierda esa zona". 

No está en la selección de valores más fuertes pero es cierto que se podría estar pendiente mientras no pierda los 2.50-2.45 euros, donde tiene el nivel de soporte.

Respecto a los brókeres, lo cierto es  que las opiniones de las casas de análisis no se han mostrado especialmente generosas. La última recomendación de la mano de Bank of America Merrill Lynch concede un precio objetivo por debajo del mencionado nivel de soporte, en los 2,27 euros.