Los títulos de CaixaBank rebotan con renovadas fuerzas después de que ayer Moody's le rebajara la nota a un paso del 'bono basura' y el valor se hundiera más de un 5% en el cierre de la sesión.
Y, es que, aunque el sector financiero levanta las suspicacias de los inversores, CaixaBank presume de ser el banco cotizado 'más cercano a niveles de neutralidad'. Además, con su fusión con Banca Cívica promete mejorar la política de retribución a los accionistas.

CaixaBank no escapó de la guadaña de la agencia de calificación Moody’s la pasada noche. Su nota crediticia también fue rebajada desde A3 hasta Baa3, a un escalón del ‘bono basura’, al mismo nivel que están otras entidades que han sido intervenidas, como la CAM. Entre las repercusiones que trae este recorte está que la Caixa deberán acceder al mercado de capitales para pagar intereses parecidos a los que se les exige a la banca de un país intervenido como Portugal, o como Grecia, como analizamos en el artículo de investigación “¿BBVA y Caixabank a un escalón de la CAM?”.

Además, la agencia de rating deja la puerta abierta a nuevos recortes, poniendo su perspectiva negativa. Y eso que, según las auditorías independientes a la banca, es una de las escasas entidades que no necesitarán más capital para cumplir con las exigencias de capitalización impuestas por el Gobierno y la EBA.

Técnicamente, Roberto Moro, analista de Apta Negocios, considera que “es el único banco del Ibex 35 cerca de niveles de neutralidad que, por encima de 2.60 e incluso 2.65 euros merecería la pena retomar la confianza compradora”. Hoy el valor sube un 2,05% hasta los 2,39 euros.




Además, CaixaBank acumula más recomendaciones de compra o sobreponderación por parte de los analistas seguidores del valor que de venta:


Fuente: CaixaBank


Aún así, CaixaBank no se libra del ataque especulativo bajista:

POSICIONES BAJISTAS EN CAIXABANK:

Fuente: CNMV

Ayer Banca Cívica aprobaba en su junta de accionistas la fusión con Caixabank. Caixabank se convertirá, tras esta operación, en la primera entidad financiera del mercado español. Por activos, alcanzará los 342.000 millones de euros, el 10,5% del mercado; en créditos sumará 231.000 millones de euros -13,4% de cuota- y contará con 179.000 millones en depósitos, el 14% del mercado español. Su capitalización bursátil superará los 16.000 millones de euros y sus 14 millones de clientes le otorgan el 15% del mercado en productos minoristas clave.
Según Banca Cívica, las sinergias de costes - 540 millones de euros anuales en 2014 - se traducirán en una mejora de la rentabilidad, impulsarán una mejora de su posición competitiva y situarán la eficiencia en el 49%. La morosidad quedará en el 5,5%, muy por debajo de la media del sector, con una cobertura del 82%.
Además, ya han anunciado que, contracorriente, la política de dividendos de la entidad resultante apuntará hacia un aumento del valor para sus accionistas actuales y futuros.