El nuevo año ha comenzado con temores renovados. En un ambiente de crecimiento sincronizado y cierta complacencia en los mercados, en las últimas sesiones la subida de la rentabilidad de los bonos soberanos americanos ha abierto las dudas. ¿Estamos ante el fin del mercado alcista de la renta fija que dura ya casi treinta años? ¿Qué  impacto tendrá el pinchazo de la supuesta burbuja de los bonos para el resto de mercados?

Los expertos de Citi acaban de publicar una nota en la que explican que “en largos periodos de crecimiento global sincronizado en dólares, los inversores deberían tener en cartera compañías que crezcan a un precio razonable”. Además, sostienen que hay que evitar el riesgo de la subida de la rentabilidad de los bonos.  

En la nota, señalan que “nuestros análisis muestran que esto implica que los inversores deberían controlar compañías cíclicas  -incluyendo financieras-, frente a empresas de sectores defensvios.

A los expertos de la entidad les sigue gustando la renta variable europea. Señalan que “el crecimiento sincronizado y el amplico diferencial entre la renta variable y el crédito, así como la fortaleza del crecimiento de la economía europea y el aumento de los beneficios de las empresas implican una rentabilidad en Europa del 20% en 2018, dicen en la entidad.

Pero, ¿por qué compañías apostar? En el banco de inversión americano apuestan por encontrar compañías en las que el beneficio y el dividendo sean crecimiento, una baja valoración y una alta rentabilidad por dividendo. Además, seleccionan compañías con una correlación negativa con los bonos americanos, es decir, que se comporten mejor cuando suben las tires de la renta fija. En este ambito prefieren las cíclicas y sobre todos, los bancos.

En esta lista de compañías europeas que seleccionan estos analistas destacan dos españolas: CaixabankIAG tal y como se puede ver en la siguiente tabla.

 

TIR BONOS