El resultado recurrente neto atribuido al Grupo CaixaBank durante el primer semestre de 2011, ha ascendido a 702 millones de euros, un 7,4% menos respecto al mismo periodo del ejercicio 2010.


El fondo genérico para insolvencias se ha mantenido en 1.835 millones de euros

En el primer semestre de 2011 se han generado unas plusvalías netas de 450 millones de euros por la venta del 50% de SegurCaixa Adeslas a Mutua Madrileña, de los que 332 millones se han destinado a incrementar la solidez del balance e incrementar la cobertura del riesgo de crédito de forma voluntaria, así como absorber los gastos extraordinarios derivados de la reorganización de CaixaBank. Así el resultado neto atribuido al Grupo CaixaBank ha alcanzado los 833 millones de euros, un 11% mayor al correspondiente al primer semestre de 2010.

CaixaBank tiene un Core Capital del 11,3% a 30 de junio de 2011 frente al 8,9% de 31 de diciembre de 2010 y una liquidez de 21.633 millones de euros.

El dividendo complementario correspondiente al ejercicio 2010 (5,1 céntimos de euro por acción), se enmarca, por primera vez, en el “Programa Dividendo/Acción” de CaixaBank.

Durante el plazo establecido a tal efecto, accionistas titulares del 5,28% de los derechos de asignación gratuita han aceptado el compromiso irrevocable de compra de derechos asumido por CaixaBank. En consecuencia, CaixaBank ha adquirido 177.709.984 derechos por un importe bruto total de 9.063.209,18 euros.

CaixaBank ha renunciado a los derechos de asignación gratuita así adquiridos.

Los accionistas titulares del 94,72% restante de los derechos de asignación gratuita han optado por recibir nuevas acciones. Por tanto, el número definitivo de acciones ordinarias de 1 euro de valor nominal unitario que se emiten en el aumento de capital liberado es de 34.249.244, siendo el importe del aumento de capital de 34.249.244 euros.

Tras este aumento, CaixaBank pasa a tener un total de 3.771.542.989 acciones (cada una de ellas con derecho a un voto).