El banco financiero de La Caixa redujo su beneficio tras realizar saneamientos extraordinarios de 633 millones de euros para incrementar la solidez del balance y para absorber gastos extraordinarios derivados de su reorganización.

Hasta septiembre, Caixabank logró unas plusvalías netas de 557 millones de euros, básicamente por la venta del 50% de SegurCaixa Adeslas a Mutua Madrileña, ha informado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El resultado recurrente neto atribuido al grupo alcanzó hasta septiembre los 921 millones de euros, con un descenso del 10,2% sobre el mismo periodo de 2010. Por su parte, el margen de intereses de la entidad cayó un 11,9% en los nueve primeros meses, hasta sumar 2.320 millones de euros, mientras que el margen bruto recurrente se situó en 4.820 millones de euros, un 2,1% menos.

El core capital a septiembre era del 11,8%, frente al 8,9% de diciembre de 2010, y su ratio de morosidad se situó en el 4,65%, un punto por encima del registrado a finales del año pasado (3,65%).