Caixa Tarragona obtuvo un beneficio consolidado de 15,2 millones de euros en el primer semestre del año, un 44,7% menos que el mismo periodo de 2008, mientras que el resultado recurrente aumentó un 39,2%, hasta los 62 millones de euros, según informó hoy la caja.