La caja de ahorros catalana cerró el priemr semestre del año con un beneficio de 60,1 millones de euros, un 80% menos debido a las plusvalías logradas el año anterior con la desinversión en Abertis. El beneficio recurrente aumentó un 8,2%. Además, la caja destaca que la tasa de morosidad se redujo en 0,29 puntos, hasta el 5,38%.