CAF repartirá a partir de hoy un dividendo bruto de 10,5 euros por acción a cuenta de sus resultados de 2010.

Esta retribución al accionista es de la misma cuantía respecto a la abonada con cargo al beneficio de 2009.

CAF cerró 2010 con un beneficio de 129,6 millones de euros, lo que supone un aumento del 4,3% respecto al ejercicio precedente. La cifra de negocios se elevó a 1.576,3 millones de euros, un 25% superior al de un año antes.

A cierre del pasado mes de marzo, la compañía que preside José María Baztarrica contaba con una cartera de pedidos pendiente de fabricar y entregar valorada en 4.433,60 millones de euros, importe prácticamente similar al de un año antes.