Las peticiones semanales de subsidio por desempleo en Estados Unidos descendieron en 6.000 solicitudes en la semana que finalizó el pasado 28 de julio, hasta un total de 361.000 peticiones.

El dato ha sido mejor de lo que se esperaba. En concreto, los analistas consultados por Bloomberg habían previsto de media que repuntase a 370.000 solicitudes.

En los datos publicados hoy por el Departamento de Empleo también se observa una revisión al alza de la cifra de la semana anterior, desde las 365.000 calculadas inicialmente hasta las a 367.000 peticiones.