El consenso del mercado esperaba un aumento del 0,4% pero las expectativas se han dado de bruces con la realidad.
La producción industrial alemana ha caído un 0,8% en septiembre en contra del 1,5% de crecimiento registrado el mes anterior. En términos interanuales, la producción industrial creció un 7,9%, cifra también inferior a lo esperado por los expertos, quienes situaban el crecimiento en los 9,5%.