El sector de la construcción no levanta cabeza, la burbuja estalló y los muros que parecían solventes se desquebrajaron. Los expertos ven pocas posibilidades de valor en el sector de la construcción, dejando a un lado la espátula y el cemento se decantan por la energía y la industria siderúrgica. Iberdrola y ArcelorMittal son las elegidas.
Las constructoras hoy se despiertan cabizbajas y es que Goldman Sachs ha rebajado el precio objetivo de las acciones de FCC de 26,5 a 20,6 euros. Hoy la compañía cotiza en el mercado cayendo un 2,43% siendo la compañía que más baja, dejando su precio en 20,70 euros. Durante 2010, FCC cae un 28%.Desde Goldman Sachs también han rebajado el precio objetivo de las acciones de ACS de 39,7 a 32,8 euros, dentro de su revisión general al sector constructor. La compañía que preside Florentino Pérez hoy cotiza a la baja, cae un 1,16% y deja su precio en 34,37 euros. En el año, ACS cotiza prácticamente plana.
 
No todo son malas recomendaciones, los brokers encuentran oportunidades en la energía y la siderurgia. Jp Morgan sube su recomendación sobre Iberdrola a sobreponderar. Hoy la compañía eléctrica cotiza en el mercado cayendo un 0,43% y deja su precio en 5,61 euros.

ArcelorMittal también se lleva las palmaditas en la espalda y es que la siderúrgica ha visto como desde UBS suben su recomendación de comprar y eleva su precio objetivo a 28 euros frente a los 25 anteriores.