Ya sea por culpa de la meteorología en el caso de cereales, café o azúcar, o por la Reserva Federal, lo cierto es que el precio de las commodities se ha disparado en los últimos meses. De esta manera, el trigo ha subido un 60% y el café más de un 40% desde junio hasta máximos de 13 años. Pero los alimentos no son los únicos bienes llamados raíces que están sufriendo fuertes avances.

También las materias primas de uso industrial están experimentando un importante aumento en sus precios, ya sea por motivos especulativos, protección frente a la inflación o por el gran aumento de la demanda de países emergentes, especialmente de China. Así, el cobre. El oro no es la única materia prima que ofrece oportunidades, ya que si ponemos las miradas en el cobre, tiene mucho más potencial, explica Patricia Mata, analista de CMC Markets a Cotizalia.com.

“Se encuentra en máximos de dos años, se beneficia de un dólar débil y es apoyado por un incremento en los precios por la fortaleza de la demanda que es indiscutible”, asegura. “Tanto China como otros países emergentes seguirán marcando máximos, a lo que hay que sumar una gran caída en la producción puesto que la cantidad que se extrae de las minas es cada vez menor”.

Consulte el Blog: Estrategias con CFDs