Bunge registró una ganancia de 11 millones de dólares en el cuarto trimestre, comparada con la pérdida de 210 millones de dólares del mismo período del año anterior. Sin embargo, tras los dividendos preferentes, la compañía registró una pérdida por acción de 21 centavos, frente a la pérdida de 1,89 dólares de un año antes. El último periodo incluyó un beneficio neto de 34 centavos por ventas de activos.