El presidente de Berkshire Hathaway no se desplazará la próxima semana al país nipón donde pensaba asistir a la inauguración de una planta.

Warren Buffett tenía previsto acudir a Japón, el próximo martes 22, a la apertura de una planta de Tungaloy Corp. Esta compañía es propiedad de su filial Iscar, fabricante de herramientas con sede en Israel. Esta decisión de no visitar la isla oriental es consecuencia de las sugerencias del gobierno japonés de no trasladarse al país. La amenaza de que los reactores liberen gran cantidad de radiación sigue latente.

De todos modos, Buffett se desplazará a los otros dos países que tenía previstos en su circuito asiático: Corea del Sur y la India.