El carismático inversor estadounidense Warren Buffet, considerado por la revista 'Forbes' como el hombre más rico del planeta, afirma que la industria del automóvil en EEUU ha cometido "un montón de estupideces" ya que su modelo de negocio ha dejado de existir. "Los fabricantes de automóviles han hecho un montón de estupideces, puesto que su modelo de negocio ya no existe y necesitan uno nuevo", señala Buffet en declaraciones a la televisión estadounidense CNBC. Asismimo, el veterano inversor indica que tanto los actuales responsables de la industria como los sindicatos "no solían estar tan locos como ahora", por lo que les recomendó "trabajar juntos" para evitar la quiebra del sector, ya que en su opinión ésto "no sería bueno para EEUU", y subrayó la dificultad de saber si sería positivo o no dejar quebrar a General Motors. Por otro lado, el conocido como 'Oráculo de Omaha' afirma que el Gobierno debería hacer todo lo posible para lograr que la industria automotriz de EEUU sea viable con cifras de ventas anuales de entre 12 y 13 millones de unidades.