La Comisión Europea ha prorrogado seis meses el plan español de avales públicos a bancos y cajas para facilitarles el acceso a financiación.

La Comisión Europea considera que esta extensión constituye una "medida adecuada" para afrontar las turbulencias que sufre la economía española y respeta la normativa comunitaria sobre ayudas públicas.

Con ésta ya suma cuatro prórrogas que concede Bruselas al plan español de avales, que se aprobó por primera vez el 23 de diciembre de 2008 tras el agravamiento de la crisis por la quiebra del banco de inversión estadounidense Lehman Brothers.

Desde junio la CE ha obligado a aumentar el precio que se cobra a las entidades por beneficiarse de estas garantías y a realizar un estudio de viabilidad a los bancos que sigan dependiendo en gran medida de la ayuda estatal.