La Comisión Europea propuso hoy adelantar a España 2.300 millones de euros de ayudas del presupuesto comunitario en los años 2009 y 2010 para ayudar a mantener empleos en las empresas afectadas por la crisis económica y a recolocar a las personas que han perdido su puesto de trabajo. De forma extraordinaria, durante este periodo Bruselas financiará el 100% de los proyectos que se pongan en marcha a cargo del Fondo Social Europeo, y dispensará al Gobierno y a las comunidades autónomas de la obligación de aportar entre el 50% y el 15% de las ayudas, según los casos, que se aplica normalmente.