La Comisión Europea expedientó hoy a Francia por la tasa que ha impuesto a las operadoras de telecomunicaciones para financiar la televisión pública y compensar así la supresión progresiva de la publicidad y en la que se ha inspirado el Gobierno para diseñar el nuevo modelo de financiación de Radio Televisión Española (RTVE). Bruselas considera que esta tasa constituye "una carga administrativa incompatible con la legislación comunitaria".