La Comisión Europea ha autorizó hoy la prolongación, hasta el 30 de junio de los programas de recapitalización y garantías a la banca adoptados por el Gobierno de Portugal.
Las extensiones autorizadas cumplen los requisitos relativos a ayudas de Estado adoptados por Bruselas durante la crisis y posteriormente actualizados en diciembre pasado para endurecer su acceso y facilitar la retirada progresiva de los apoyos y el regreso a las condiciones habituales de mercado.