El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, celebró hoy las nuevas medidas de ajuste anunciadas por el Gobierno griego para corregir su déficit y evitar el riesgo de quiebra y reclamó su plena y rápida aplicación. Este anuncio "confirma" el compromiso de Grecia de adoptar "todas las medidas necesarias" para alcanzar su objetivo de reducir el déficit público un 4% del PIB en 2010, del 12,7% al 8,7%, agregó el presidente de la Comisión, que subrayó que el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude-Juncker, comparte también este diagnóstico