La Comisión Europea autorizó hoy al banco franco-belga Dexia a adquirir el control total de su filial en Austria, Dexia-Komm, tras constatar que la operación no tendrá un impacto negativo sobre la competencia en el mercado comunitario. El expediente, que se notificó a Bruselas el pasado 12 de febrero, fue examinado por el Ejecutivo comunitario a través del procedimiento simplificado que se aplica a los casos menos problemáticos.