El grupo de telecomunicaciones British Telecom, primero del Reino Unido, ha aumentado su beneficio neto el 45 por ciento hasta los 4.170 millones de euros en el año fiscal que concluyó el 31 de marzo. Ese incremento de beneficios, que no incluye los ingresos extraordinarios, se ha debido en buena parte al aumento de la demanda de sus servicios de nueva generación, como el de internet de banda ancha, y a una fuerte política de ahorro de costes.
La facturación de la empresa ha aumentado un 4% hasta 20.223 millones de libras, de los que 7.374 correspondieron a los servicios de nueva generación, el 17% más que en el ejercicio anterior. El dividendo propuesto para el año será de 0,15 libras (0,22 euros) por acción, lo que significa un incremento del 27%, indicó la empresa. BT ha presentado también hoy los resultados del último trimestre, en los que registró un aumento de beneficios netos del 14%, hasta 454 millones de libras. La compañía ha anunciado que en el 2008 tendrá cubierto todo Reino Unido con el nuevo sistema de banda ancha ADSL2+, que permite ofrecer servicios de hasta 24 megabits por segundo, mucho más rápido que el tradicional. El presidente de BT, Christopher Bland, ha dicho que los resultados presentados hoy son "muy buenos" y ha anunciado una recompra de acciones de 2.500 millones de libras hasta marzo del 2009