British Airways PLC ha recibido una sanción de 300 millones de dólares del Departamento de Justicia de EEUU tras admitir que pactó con Korean Air los recargos por combustible en el precio de sus vuelos. Justicia dijo que también está investigando a otras aerolíneas. Esta mañana, la autoridad de la competencia británica (OFT, con siglas en inglés) multó a la aerolínea británica con 121,5 millones de libras tras reconocer que pactó con otras aerolíneas los recargos por combustible en vuelos de largo radio.