Los analistas del banco portugués recomiendan comprar acciones de la compañía de cirugía estética y suben su precio objetivo para el año a 12,5 euros desde los 10 anteriores.
El aumento de los precios y la demanda en España, además del control de los costes y la recuperación de su negocio en Italia y Reino Unido hacen que el banco portugués sea optimista respecto al cumplimiento del plan de negocio de la compañía.